Radiografía de las energías renovables en Argentina: los proyectos en marcha, las inversiones y la influencia del contexto económico

02-05-2019

La volatilidad nominal del dólar en las últimas 48 horas (la divisa estadounidense trepó el viernes a $47) y la escalada del Riesgo País que llegó a superar los 1.000 puntos para finalmente cerrar la semana en 968 puntos, no pasaron desapercibidos en la segunda jornada del primer Congreso Internacional de Energías Renovables que se desarrolló en Jujuy.

Los temas no estaban en agenda, pero se colaron en la mesa de diálogo entre experto y concurrentes. Para muchos surgió la duda: ¿Cómo y cuánto afectan a las energías renovables?

"Actualmente en RenoVar II hay proyectos que están en construcción y otros que no avanzan porque les está costando cerrar el financiamiento. Sucede que antes de ser adjudicado, cada empresa realizó un preacuerdo de garantías con un banco que después del proceso de licitación se debe terminar de ajustar y ahí es cuando surgen las demoras", contextualizó a Infobae Víctor Doña, presidente de Energía Provincial Sociedad del Estado (EPSE) de San Juan.

En la misma línea, el director nacional de Promoción de Energías Renovables, Maximiliano Morrone, agregó: "Los proyectos que hoy en día están en construcción son bajo contratos en dólares. Así, el que hace una inversión en dólares recibe una remuneración en dólares, por lo cual el tipo de cambio no es una variable que afecte y no debería suponer una limitación".

Y ahondó, en diálogo con este medio: "El problema no es el dólar, sino el acceso al financiamiento porque una tasa de riesgo de más de 900 hace que tengas que financiar arriba del 10 por ciento y eso inviabiliza el proyecto".

El Subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, señaló en la congregación que "más allá de que los planes renovables no escapan a la macro país, la Argentina está viviendo una transformación pocas veces vista". Destacó que el sector tiene "una inversión en el terreno, real y comprometida de USD 7.200 millones, que está funcionando en el territorio nacional con una potencia de algo menos de 5.000 megavatios, cuando el país tiene en su demanda pico de 27.000 (Mv)".

Renovables se separa en dos mercados: de alta y baja potencia. En el mercado de alta potencia actualmente "hay 206 proyectos comprometidos a lo largo del país, con una potencia de 6 mil megas en el marco del programa RenovAr II", detalló Morrone.

De este grupo, 138 parques (solares, eólicos, de bioenergías, de biomasa, de biogás o de aprovechamientos hidroeléctricos) están en construcción u operación, emplazados en 21 provincias del país. Discriminando aún más, 39 de ellos ya están entregando energía a la red. En total se generaron más de 9.600 empleos.

En el régimen de pequeños aprovechamientos hidroeléctricos entra en escena la posibilidad de instalar un panel en el hogar, de modo que el ciudadano sea quien genere su propia energía, tal cual estipula la Ley 27424 de Generación Distribuida, aprobada en 2017, que busca promover el autoabastecimiento energético así como aportar energía a la red. Según la norma, todo usuario tiene derecho a instalar su equipamiento.

"Estamos pregonando el marco regulatorio para poder hacerlo. San Juan adhirió a la ley hace poco. En Jujuy está yendo al legislativo. Se han dado de alta las instalaciones de sistemas en Edenor, Edesur y Epec, de Córdoba", dijo el funcionario. En Mendoza, en tanto, se realizan 25 consultas diarias y ya se dieron de alta a 84 usuarios.

Al margen del marco regulatorio, los expertos puntualizaron sobre un objetivo colateral: el de construir una industria capaz de dar abastecimiento a la ley. "Hoy no la hay. No hay una industria con capacidad de poder encontrar varios sistemas en simultáneo, que tenga instaladores capacitados, que tenga capital de trabajo como para tener stock de equipamiento. Eso creo que se va a ir dando paulatinamente", consideró Morrone.
Otro programa en marcha es el Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales (Perner), a partir del cual se instalan sistemas en comunidades vulnerables, en lugares remotos, de difícil acceso.

En la Argentina hay 110 localidades que no están conectadas a la red por estar apostadas en lugares inhóspitos. La meta de la Secretaría es llegar al 15% de ellos. Para ello instalarán sistemas solares. En Jujuy, por ejemplo, lo harán en las localidades de Catua y El Toro. Esperan que la iniciativa se replique con otras similares, como lo hace el gobierno jujeño con sus propias mini redes donde se sustituyen diesel por renovables.

Morrone sostiene que llevar adelante los proyectos en la actual coyuntura económica constituye "un gran desafío", pero igualmente recuerda que el año pasado, ante también un complejo contexto, "se empezaron a construir 100 proyectos y eso es por la robustez de las garantías". Este año se prevén inaugurar 70 centrales de energías.

Autor
Walter Dario Valzquez
Fuente
INFOBAE