Reunión de senadores por nueva ley de generación distribuida: la posición de los privados

10-03-2017

“Recién se inició un nuevo período legislativo, por lo que en los próximos 15 días mantendremos una reunión interna de trabajo entre los asesores de los senadores que participamos de la propuesta”, confirma en diálogo con energiaestratégica.com Guillermo Lema, asesor de la senadora Silvina García Larraburu (FpV).

Tanto García Larraburu como Adolfo Rodríguez Saá (PJ), Julio Cobos (UCR-Cambiemos) y Fernando Pino Solanas (Proyecto Sur), entre otros legisladores, trabajan conjuntamente en un proyecto de Ley de Balance Neto de alcance nacional con la intención de habilitar a usuarios residenciales, comerciales e industriales la inyección de energía renovable a la red eléctrica.

Cabe recordar que a fines del año pasado, el proyecto fue tratado en la Comisión de Minería, Energía y Combustibles de la cámara alta, precedida por el senador del Frente para la Victoria (FpV) Guillermo Pereyra, y se propuso modificaciones. Ahora los senadores siguen buscando consensos.

“Luego de esta reunión, planificaremos encuentros con entidades del sector y haremos alguna convocatoria”, adelanta Lema, quien revela que hay intenciones de reuniones con el Ministerio de Energía para sumar el apoyo del Ejecutivo. Se invitaría a participar a los diversos actores de la esfera privada.

Por su parte, Claudio Bulacio, gerente de la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (ADEERA), cuenta a este medio que el mecanismo que proponen desde el Senado (balance neto), enfocado en plantear una compensación entre la energía que el usuario consume y genera (mediante fuentes de energía renovable), en principio no es del agrado de las distribuidoras.

El dirigente explica que si el usuario compensara su consumo eléctrico al punto de evitar ‘gastos’ en la energía, no sería rentable para las distribuidoras dado que, además de la compra de energía, deben enfrentar ciertos costos inherentes a la prestación del servicio.

“Nos sentimos más identificado con un feed in tariff (tarifa diferencial). De hecho estuvimos reunidos con (Juan Carlos) Villalonga (diputado de Cambiemos), él nos explicó el proyecto que vienen trabajando desde Diputados, intercambiamos ideas y quedamos abiertos a continuar la charla para avanzar en ese sentido”.

Tal como menciona Bulacio, en Diputados se está llevando a cabo una propuesta similar con una mecánica de trabajo que reúne a legisladores de distintas bancadas, tal como sucede en Senadores, pero con un régimen de incentivos completamente distinto.

A saber, en lugar de contemplar una compensación de energía consumida por la generada, como en Senadores, en la cámara baja se está elaborando un proyecto que fija tarifas de incentivo por la energía generada, superior a al precio de la consumida. La ventaja que encuentran las distribuidoras a este mecanismo, es que aquella diferencia sería aportada por el Estado.

Posturas similares tienen algunas entidades del sector. Analizan que si el Gobierno subsidia a los combustibles fósiles (indirectamente mediante subvenciones en las tarifas), se debiera hacer lo propio con las energías renovables a través de una tarifa diferencial. Sostienen que de otro modo el modelo se aplicaría de manera más lenta, dependiendo de la quita de subsidios en las boletas de luz.

Consultado sobre la posibilidad de que senadores y diputados comprometidos con ambos proyectos se reúnan a los efectos de llegar a un acuerdo que unifique criterios, Lema no descarta la posibilidad. “No suele darse que haya diálogos entre las cámaras, lo no quiere decir que no nos juntemos en algún momento para avanzar en ese sentido”, declara.

Autor
Guido Gubinelli
Fuente
Energía Estratégica